Solicitan Retirar Ciertos Vehículos en Casi 20 Estados de Estados Unidos por ser Fáciles de Robar

Las oficinas de fiscales generales en casi 20 estados de EEUU han solicitado la retirada de millones de ciertos modelos de automóviles por ser blanco de robos frecuentes.

Al menos en 17 estados del país los fiscales generales han reclamado al gobierno federal que retire determinados modelos de Hyundai y Kia del mercado por el error de diseño que los hace proclives a ser robados con facilidad.

El problema en estos vehículos es la falta de un inmovilizador de motor que permite que puedan ser encendidos incluso con un destornillador y un cable USB.

Aunque ambas compañías afirmaron que actualizarían los modelos para evitar los robos, el número de incidentes donde los automóviles de esas marcas son robados y posteados en redes sociales aumentaron durante 2023.

En TikTok, por ejemplo, los usuarios han subido videos con formas no convencionales de encender los vehículos y ante el riesgo, los fiscales generales han comenzado a pedir su retirada.

La oficina del fiscal de California, Rob Bonta, ha señalado que, en algunas de las ciudades del estado, como California, el 20% de los robos de vehículos corresponden a modelos de Kia o Hyundai.

También señalan que solamente en 2022, tras hacerse público el fallo en los automóviles, el número de delitos donde estaba involucrado uno aumentó en un 85%.

Bonta afirmó en un reporte de prensa que “el fallo de Hyundai y Kia para instalar medidas de seguridad en muchos de sus vehículos ha puesto a los propietarios y al público en riesgo”.

El fiscal de California hizo referencia a datos de la NHTSA que ponen a los robos de dichos modelos en el centro de 14 accidentes y 8 muertes, incluyendo la de cuatro adolescentes que murieron tras chocar un Kia robado en Nueva York.

👉  Esta es la Advertencia de Exalumnos de Harvard ante el No Accionar por Manifestaciones Antisemitistas

Otras de las investigaciones de la NHTSA sobre el tema han arrojado que la tasa de robo de esos modelos era de 2,18 por cada 1000 vehículos asegurados, muy por encima del 1,21 que es la media general para todas las demás compañías.

Además de California, Washington y DC, Vermont, Pensilvania, Rhode Island, Michigan, Maryland, Minnesota, Massachusetts, Illinois, Nueva York, Nuevo México, Nueva Jersey, Oregón, Colorado y Arizona solicitan la retirada de los vehículos.

Varias ciudades individuales como Ohio, San Diego, Milwaukee y Seattle han presentado demandas contra las compañías.

En tanto, ambas empresas han señalado que las actualizaciones prometidas en febrero están llegando cada vez a más propietarios.

Las acciones legales pueden ser perjudiciales para Kia y Hyundai, sobre todo porque las actualizaciones no corresponden a una retirada como es concebida por la NHTSA, sino más bien una campaña de orientación pública.

Los demandantes aluden a que los robos de los autos son conductas criminales y por tanto su solución está directamente vinculada con las agencias policiales.

Por su parte, Hyundai mantiene que el software fue instalado en los automóviles dos meses antes de lo previsto para extender la duración de la alarma y bloquear el motor en gran parte de sus 3.8 millones de modelos elegibles, aunque sin precisar la cantidad exacta.En tanto, Kia afirma que más de 165.000 propietarios ya instalaron la actualización y el proceso ha iniciado o se han realizado consultas con otros dos millones de usuarios.

👉  HSS Propone Nuevas Normas Sobre Estándares de Personal en Hogares de Ancianos

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram