Proyecto de Ley en California Podría Prohibir el Uso de Ciertos Químicos en Alimentos Envasados

Recientemente en California se aprobó un Proyecto de ley, primero de su tipo en el país, que de convertirse en legislación vetaría en esa región el uso de ciertos químicos presentes en alimentos envasados.

Se trata del proyecto de ley A.B. 418 aprobado por mayoría en la asamblea de California para impulsar la prohibición de cinco químicos dañinos presentes en alimentos procesados, cereales y dulces.

El bromato de potasio, el propilparabeno, el aceite vegetal bromado, el dióxido de Titanio y el tinte rojo No. 3 serían los productos prohibidos de aprobarse este proyecto.

El Senado de California escuchará la propuesta y luego votará. De aprobarse se convertiría en el primer estado estadounidense en promulgar este tipo de prohibiciones.

La medida tiene antecedentes en Europa donde con excepción del Red No. 3 utilizado en las cerezas confitadas, las restantes sustancias no pueden ser utilizadas en ese continente.

Aprobarla ahora en los Estados Unidos, afirman los expertos, sería dar un paso firme hacia la seguridad futura de los alimentos procesados.

Jesse Gabriel, demócrata y patrocinador de la legislación expresó que se ha dado un paso de avance hacia la protección de los alimentos que podrían consumir las familias en el estado. Afirmó que esos químicos son peligrosos y tóxicos para la salud.

Los impulsores del proyecto han advertido los posibles daños a la salud a corto y largo plazo del consumo de los citados productos químicos.

“Los californianos no deberían tener que preocuparse de que la comida que compran en el supermercado de su vecindario pueda estar llena de aditivos peligrosos o químicos tóxicos”, dijo Jesse Gabriel, patrocinador de la legislación.

👉  Proponen Antibiótico en Estados Unidos para Prevenir Infecciones de Transmisión Sexual

Gabriel dijo además que la legislación podría ayudar a enmendar vacíos en la supervisión federal, así como proteger la salud de los niños y la familia, brindar seguridad a los alimentos que se consumen.

La Dra. Stephanie Widmer, médico de medicina de emergencia certificado por la junta y toxicólogo médico, dijo que resulta importante comprender el impacto de la propuesta, pero no entrar en pánico si se consumen en pequeñas cantidades.

Explicó que todo depende de la sustancia en sí, pues algunas se relacionan al cáncer, otras a incapacidades reproductivas y otras a problemas neurológicos, por ejemplo.

Enfatizó sobre la importancia en las dietas balanceadas, pero afirmó además que no sabe si existe un nivel seguro para alguna de estas cosas.

Apuntó que existen muchas sustancias y productos químicos en los alimentos que consumimos y que de manera necesaria no deberían estar en ellos.

Advirtió que no estamos expuestos a ellos en grandes cantidades necesariamente, por lo que sugiere que no se rastree todo lo que se consume.

Según Widmer la FDA trata de actualizarse a través del rastreo de esas sustancias que ingresan al mercado, pero que es casi imposible poder controlar todo.

Expresó que aunque resulta abrumadora la tarea, lo hacen lo mejor que pueden y que al final no es bueno que estos conservantes y aditivos terminen en lo que los estadounidenses se llevan a casa.

En la actualidad en los Estados Unidos más de 10.000 productos químicos tienen permiso de uso en los alimentos que se venden. El 99 por ciento de estos fueron avalados por la industria química y de alimentos, aunque no por la que garantiza su seguridad.

👉  Cadena de Televisión Estadounidense Informa Sobre Transmisión en Vivo de Eventos Olímpicos de París 2024

Lo mejor, según Widmer, sería reducir lo más que se pueda la exposición a estas sustancias, variar la dieta para no exponerse repetidamente.

La especialista explicó los resultados de las investigaciones sobre los posibles daños a la salud humana de las sustancias que serían prohibidas por la legislación.

También explicó que a un nivel básico algunas evidencias son más consistentes que otras y que indican riesgo a la salud humana, pero no son concluyentes.

En el caso del aceite vegetal bromado se relaciona con problemas de equilibrio y de memoria asociados a cambios neurológicos.

El bromato de potasio, por otra parte, está presente en algunos tipos de refrescos y podría afectar las funciones renales y la audición.

Se ha detectado su vínculo con enfermedades cancerígenas, pero esos estudios se han realizado con animales de laboratorio, no con personas.

El propilparabeno podría causar irregularidades hormonales que conlleven a ciclos menstruales tempranos o tardíos. La evidencia en cuanto su incidencia en el sistema endocrino humano es inconsistente, aunque se profundizan los estudios hacia esa rama.

El rojo No. 3 es capaz de causar cáncer y está prohibido en los cosméticos por esa razón. La investigación actual lo asoció a niños con problemas de conducta.

El dióxido de titanio, presente en productos como los caramelos Skittles y en los protectores solares, es un posible carcinógeno, que como colorante en los alimentos puede irritar la garganta, ojos y nariz.

Dijo además que esta sustancia ha sido relacionada con el cáncer de roedores, pero no hay evidencias de su vínculo con las personas.

👉  Revelan Nombres de Astronautas para la Misión a la Luna de la NASA

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram