Intensas lluvias Provocan Crecida del Río Mississippi

El alarmante nivel de agua alcanzado este lunes por el río Mississippi dejó claro cuán preparadas están las regiones del Sureste de Iowa y el noreste de Illinois para enfrentar fenómenos lluviosos de gran intensidad.

Durante las inundaciones en ambas zonas, impulsadas por una oleada primaveral de agua procedente del deshielo desde el fin de semana y hasta el reciente lunes, el Río Mississippi alcanzó una crecida alarmante.

Gracias a las intensas lluvias, los niveles de agua de esta primavera tal vez se sitúen entre los 10 más altos de todos los tiempos en muchos de territorios.

No obstante, ya se conoció a través de lo emitido por el Servicio Meteorológico Nacional que los niveles del río se mantendrán en general muy por debajo de las observaciones registradas anteriormente, por lo que ello permitirá ayudar a la mayoría de las ciudades situadas a lo largo de su cauce a resistir las inundaciones.

Sin embargo, no puede hablarse de eso con absoluta certeza debido a que aún las autoridades están en proceso de comprobar de cerca el soporte de los muros de contención y las barreras de sacos de arena, misión que tienen pensado llevar a cabo en las jornadas venideras.

Durante los días de las lluvias y la crecida, las autoridades de las ciudades asentadas en las cercanías del río se han mostrado confiadas en sus intentos de evitar inundaciones graves, lo que ha venido sucediendo en otros eventos en lo que va de año.

 Todo ello es consecuencia de la mejora en los muros de contención y también debido a otras medidas preventivas que se han llevado a cabo en las regiones.

👉  FDA Informa sobre Seguridad del Consumo de Aspartamo

En ese sentido, se conoció por parte de Matt Wilson, hidrólogo del Servicio Meteorológico Nacional, perteneciente a la oficina de las Quad-Cities, que:  “Se ha puesto a prueba el plan de todo el mundo a lo largo del río y todo el mundo lo está aprobando ahora mismo”. 

En los días en que se produjeron las intensas lluvias y las inundaciones se registraron dos roturas menores de diques cerca de un refugio de vida silvestre al sur de Bellevue, Iowa, y en Camanche, otro territorio perteneciente a Iowa. 

Ambos incidentes terminaron cubriendo de agua un par de calles, sin embargo, el hidrólogo expresó que ninguna vivienda resultó dañada, y se conoció también que las autoridades pudieron construir una nueva barrera de sacos de arena en Camanche la cual fue empleada para controlar esa inundación.

Durante la jornada del sábado, el río alcanzó su nivel máximo en la zona de Dubuque. Allí alcanzó una crecida calculada en alrededor de 7 metros (23,03 pies), cifra que todavía está muy por debajo del récord de 7,8 metros (25,7 pies).

Y aunque no se trata de la cifra más alta registrada por una crecida del río en la zona, las autoridades reconocieron la ayuda del muro de contención que la ciudad construyó hace medio siglo.

En ese aspecto, señala Deron Muehring, ingeniero civil de la ciudad de Dubuque que sin ese dique, la ciudad se hubiera enfrentado a graves problemas.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram