Farmacéutica de Estados Unidos Pierde Licencia para Distribuir Ciertos Medicamentos

Una de las mayores farmacéuticas de Estados Unidos perdió la licencia de distribución de ciertos medicamentos tras un anuncio de la Administración de Control de Drogas (DEA).

La compañía en cuestión es Morris & Dickson, investigada durante varios años por la agencia y con una recomendación judicial de sanción por “contribuir al aumento de la crisis de los opioides”.

En el anuncio, la DEA admitió que la medida demoró en llegar más de lo previsto debido a retrasos primero por la Covid-19 y posteriormente por acuerdos que no se completaron entre la agencia y la compañía.

Durante una revisión del comportamiento de la farmacéutica en 2019, el juez Charles W. Dorman señaló que Morris & Dickson debía recibir la más rigurosa de las sanciones para desmotivar a otras compañías a imitar sus acciones.

La DEA también añadió que la empresa habría violado en múltiples ocasiones el deber de reportar las órdenes de opioides sospechosas, avisando de solo 3 en cuatro años donde permitió cerca de 12.000 órdenes de medicamentos a farmacias y hospitales del país.

La actual administradora de la agencia, Anne Milgram, agregó que la directiva de Morris & Dickson no había aceptado del todo su responsabilidad en los daños causados a los estadounidenses con adicciones a los opioides.

En un inicio, la farmacéutica aseguró que había destinado millones de dólares a perfeccionar el sistema de cumplimiento de las legislaciones sobre opioides, cancelar órdenes sospechosas y reportar irregularidades.

Para ello se sirvió de la ayuda de Louis Millione, un miembro de la DEA que le sirvió de consultor en un contrato por $3 millones hasta que regresó a la agencia. Desde entonces no ha establecido contacto con Milgram sobre el caso debido a su relación con la empresa.

👉  Investigan Llegada no Autorizada de Migrantes en Jet Privado a California

Por lo general, explica la DEA, este tipo de casos suele demorar dos años y la demora de cuatro en este caso en particular por las diversas apelaciones que presentó la compañía en la corte.

A diferencia de Morris & Dickson, otras farmacéuticas investigadas por la DEA como Cardinal Health, McKesson y AmerisourceBergen sellaron rápidamente acuerdos de miles de millones de dólares por su responsabilidad en la crisis de los opioides.

Morris & Dickson tiene presencia en 29 estados, cuenta con 600 trabajadores a nivel nacional y es la cuarta mayor distribuidora de medicamentos en los Estados Unidos.

La compañía fundada en 1840 señaló respecto a la revocación de la licencia que está “agradecida con la administración de la DEA por retrasar la medida para permitir solucionar esos problemas detectados en el periodo”.

La orden de la DEA entrará en efecto en los próximos 90 días, a partir de los cuáles la compañía tendrá prohibido distribuir analgésicos opioides en el país.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram