Detectan Peligrosa Infección en Instalación Hospitalaria de Estados Unidos

Una peligrosa infección por hongos fue detectada en una instalación hospitalaria de uno de los estados del sur de Estados Unidos.

En varios reportes de prensa tanto locales como nacionales se dio a conocer que se trata de una infección por Candida Auris (C. Auris), identificada desde el pasado 23 de diciembre en Mississippi Central.

Aunque no se informó el nombre de la instalación donde fue detectada, sí se señaló que desde su detección hasta la fecha han sido 6 casos masivos de colonización y 37 individuos colonizados por C. Auris.

Por colonización, explican las fuentes, se conoce a la alta infestación de agentes patógenos como hongos que producen la enfermedad.

Además de los casos de colonización, se han reportado dos muertes asociadas a este hongo, lo que ha provocado que el Departamento de Salud del estado califique la situación como “seria y en desarrollo”.

La preocupación de las autoridades sanitarias de Mississippi se centra en que la infección por C. Auris suele ser mortal en el 60% de los casos y los hongos son muy resistentes al tratamiento.

En estos momentos, tanto el Departamento de Salud como los especialistas del Centro Médico de la Universidad del estado se encuentran investigando qué puede haber ocasionado las colonizaciones.

Esta es la primera vez que se detectan casos nativos del hongo en Mississippi, refieren las fuentes especializadas.

¿Qué dicen los CDC sobre la C. Auris?

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) advierten sobre la C. Auris, considerándola una amenaza emergente a la salud global.

Estos hongos suelen estar presentes en hospitales o centros de cuidados a largo plazo como el de Mississippi y afectan en mayor medida a las personas con problemas serios o crónicos de salud.

👉  Senado Estadounidense en Contra de la Medida de Biden sobre Fabricantes de Paneles Solares Chinos

Causa la muerte de los pacientes infectados en más de 1 de cada 3 casos, generalmente un mes tras ser diagnosticados.

Otra razón por la que la enfermedad es peligrosa son sus síntomas, que suelen venir acompañados de fiebre y escalofríos continuos pese a aplicarse tratamiento antibacteriano.

Dependiendo de la parte del cuerpo que afecte, la colonización de C. Auris puede provocar infección del torrente sanguíneo, infección en heridas y en los oídos, por ejemplo.

Es muy difícil de diagnosticar sin pruebas especializadas pues al afectar a personas con enfermedades preexistentes, los síntomas pueden confundirse con los cuadros clínicos de estas últimas.

También se señala que el agente que provoca la enfermedad puede resistir en la piel o en las superficies como sillas de ruedas o camillas por largo tiempo, lo que permite que se transmita de persona a persona con mucha facilidad.

Desde 2016 los CDC emiten alertas periódicas a los laboratorios de todo el país para que se mantengan alertas sobre posibles brotes de la enfermedad.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram