California se Recupera de la Sequía del 2022

California experimenta una recuperación de la sequía que la afectó durante gran parte de 2022, según reflejaron recientemente estudios especializados.

Casi la mitad del estado se ha recuperado significativamente, aunque los niveles de agua subterránea todavía no tienen los niveles suficientes para considerarse un alivio total de la situación.

Los datos son parte de un estudio del Monitor de la Sequía de los Estados Unidos, adjunto al Centro Nacional para la Mitigación de la Sequía de la Universidad de Nebraska-Lincoln, la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera y del Departamento de Agricultura.

De acuerdo con la entidad cerca del 17% de California está libre de la sequía o en un estado “anormalmente seco” y solo un 49% tiene una sequía calificable de moderada o severa.

Esto, en contraposición con el último trimestre de 2022 cuando todo el estado se encontraba en extrema sequía, da muestras de una recuperación paulatina.

Los expertos señalan que las recientes lluvias y tormentas invernales ayudaron a aliviar la situación y aunque aún se mantienen parámetros notables de sequía, ya no es todo el territorio.

La recuperación tras las tormentas ha sido especialmente importante para las compañías de servicios de agua a la población, las industrias y la agricultura, que el año pasado esperaban recibir una pequeña fracción de recursos hídricos para sus operaciones.

Las regiones más beneficiadas son las de Sierra Central y las de la costa central desde la Bahía de Monterrey hasta el Condado de Los Ángeles.

El contenido de agua en la parte nevada de la Sierra superó en 170% a lo que suele registrar en la temporada lluviosa de abril y es la primera vez que sale de la sequía en los últimos tres años.

👉  Bloquean Acuerdo entre American Airlines y JetBlue

Esa zona es una de las principales fuentes de abastecimiento de agua de California y si bien olas de calor podrían derretir parte del casquete en las cimas con riesgo de inundaciones, no se espera que eso suceda.

El reporte también indica que, pese a este incremento significativo en la capa de nieve de las montañas, el nivel de las aguas subterráneas permanece por debajo de lo usual y podría demorar meses en mejorar.

No obstante, los embalses californianos muestran niveles promedio de llenado tras meses casi vacíos.

El Lago Shasta se encuentra al 60% de su capacidad (el 84% del promedio hasta la fecha) y podría incrementar el porcentaje cuando la capa de nieve de la zona se derrita en verano.

La otra mayor reserva de agua de California, el Lago Oroville, supera en 116% al promedio actual y se encuentra al 70% de su capacidad.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram