Reserva Federal en Estados Unidos Eleva Nuevamente la Tasa de Interés

En un período menor a un año el banco central de Estados Unidos ha encarecido a niveles alarmantes el valor del dinero.

Así se pudo apreciar el miércoles luego de que  la Reserva Federal de la nación incrementara otro 0.25 % su tasa de interés para préstamo a corto plazo.

Lo anterior constituye la décima vez consecutiva que en el período señalado anteriormente,  se incrementan las tasas de la Fed. 

Todo ello tuvo lugar sin que se cumpla todavía una semana desde que nuevos datos del gobierno expusieran que el crecimiento económico del país se desaceleró durante el primer trimestre de 2023.

La subida de estos 0.25 puntos hasta el rango del 5%-5,25% constituye el nivel más alto en más de 15 años; en este caso,  desde el año 2007.

Sin embargo, el comunicado de la Reserva Federal sugirió la posibilidad de que esta sea la última subida del ciclo o en todo caso, que pueda existir una pausa en el endurecimiento de la política monetaria. 

Así mismo,  ello aumenta la embestida del banco central a la actual inflación. Sin embargo, a pesar de la perturbación económica, la entidad financiera parece comprometida en la tarea de reforzar su control sobre los precios.

Desde el máximo de inflación alcanzado en el verano de 2022 hasta la fecha, ese fenómeno ha disminuido de manera significativa. Pero aún sigue situada por encima de la aspiración que tenía la Reserva Federal situada en alrededor del 2 %. 

Los incrementos en la tasa de interés que la Fed tenía como referencia, han favorecido a la emergencia financiera que desafían los bancos estadounidenses en la actualidad.

👉  MLB Suspende a Lanzador de los Yankees de New York

Durante el 2022, a medida que la Fed aumentó de forma progresiva las tasas de interés, disminuyó el importe de los bonos del Tesoro e hipotecarios a largo plazo. 

Esa situación provocó la apertura de un agujero en los balances de algunos bancos. A pesar de ello Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, expresó el miércoles en conferencia de prensa que sigue fiel a su guión que tiene al enfrentamiento de la inflación como su gran prioridad desde hace más de un año. 

En dicho libreto, asuntos como la estabilidad financiera y el nivel de empleo tienen importancia, pero la estabilidad de los precios se ha transformado casi en una obsesión.

Desde marzo último hasta el cierre de abril, tres de los 30 bancos más grandes de la nación han ido a la quiebra. En ese proceso de colapso, si bien contribuyeron las altas tasas de interés, también influyó el hecho de que una parte considerable de los depositantes no estaban asegurados.

Sin embargo, el Banco Central expresó en un comunicado que: “El sistema bancario de Estados Unidos es sólido y resistente”  y que “Es probable que las condiciones crediticias más estrictas para los hogares y las empresas pesen sobre la actividad económica, la contratación y la inflación”. 

Mientras trata de recortar los incrementos de los precios al desacelerar la economía y ahogar la demanda, la Fed ha presentado una serie de aumentos en los costos de endeudamiento. 

Dicho enfoque, corre el riesgo de llevar a la economía del país a una recesión que pudiera dejar a millones de estadounidenses sin empleo.

El jueves de la pasada semana, el gobierno publicó datos donde reveló que el producto interno bruto de Estados Unidos creció una tasa anualizada del 1.1% durante los tres primeros meses de este año. 

👉  Aprueban Proyecto de Ley para Criminalizar a Quienes Compartan Deepfakes en Minnesota

Esos mismos datos marcaron una desaceleración del crecimiento del 2.6% en el trimestre anterior. La misma fue consecuencia de una disminución en la inversión empresarial y la inversión fija residencial.

Incluso, la nación agregó en el mes de marzo alrededor de 236.000 nuevos empleos, lo cual representa un fuerte crecimiento del empleo, pero esa cifra queda  por debajo del promedio de 334.000 empleos mensuales durante los seis meses anteriores.Por otro lado, en febrero último, las ventas minoristas de la nación bajaron ligeramente, pero se conservaron sólidas, lo que sugiere que las familias todavía guardan parte del capital alcanzado durante el período de pandemia.

Valeria Patricia Ríos es una experimentada periodista económica con un talento especial para desentrañar los misterios de la economía global. Con un Doctorado en Economía y una sólida carrera en periodismo, Valeria tiene la capacidad de traducir complejos conceptos económicos en términos que todos pueden entender. Su perspicacia y enfoque pragmático ofrecen una comprensión clara y precisa de los fenómenos económicos más relevantes.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram