Proponen Nueva Regla Sobre Frenado Automático de Automóviles en Estados Unidos

Autoridades de Estados Unidos propusieron una nueva regla relacionada con el frenado automático en los automóviles.

La regla, presentada por la Administración Nacional de Seguridad en Carreteras (NHTSA), exigiría que todos los automóviles fabricados luego de su aprobación tengan instalado un sistema de frenos automáticos y detección de peatones.

Con la regla, la NHTSA espera reducir en 360 el número de muertes por accidentes de tránsito y en 24.000 la cantidad de lesiones por tal motivo.

La propia entidad menciona en su anuncio que tan solo en 2022 fallecieron por accidentes automovilísticos en general unas 43.000 personas.

Este tipo de sistema, abreviado AEB, fue voluntariamente adoptado por la mayoría de las compañías automovilísticas estadounidenses en un acuerdo firmado en 2016.

Funciona mediante sensores, que pueden ser cámaras o radares, para detectar si el vehículo que está delante se detuvo o redujo su velocidad, o si hay un peatón frente al automóvil.

Si el conductor no frena a tiempo, el AEB frenará automáticamente para impedir el choque. Aunque no en todos los casos esto bastará para evitar el accidente entre automóviles, estudios sugieren que en al menos el 50% de las veces lo suele lograr.

En el caso de los peatones, los AEB pueden disminuir hasta en un 30% las probabilidades de colisionar con una persona.

Hasta la fecha, el acuerdo para introducir la tecnología ha logrado que en el 73% de los nuevos vehículos tengan incorporado el sistema, con mayor prevalencia en los EVs como los producidos por Tesla.

Así, la NHTSA propone que “todos los vehículos sean capaces de detenerse y evitar contacto con otros frente a ellos hasta velocidades de hasta 62 mph”.

👉  CBP Impide Contrabando de Drogas en Varios Puertos de Entrada de Estados Unidos

La regulación también incluye que los AEB puedan detectar a los peatones en situaciones de poca iluminación, por lo que los fabricantes deberán demostrar en cada caso que funcionan adecuadamente de esa manera.

De aprobarse, la ley aplicaría para la gran mayoría de los vehículos en Estados Unidos de 10.000 o menos libras de peso neto.La agencia impone como término para su ejecución tres años tras la culminación del periodo de discusión de la norma por el público, la industria y los grupos privados, y la publicación de la regla final.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram