Prevén Reanudar Pago de la Deuda Estudiantil en Estados Unidos

Tras una pausa de más de tres años de deuda en los reembolsos a préstamos estudiantiles federales, los pagos podrían retomarse en breve tiempo, informaron medios oficiales.

La suspensión de los pagos de las facturas de préstamos y acumulación de intereses fue implementada durante la crisis de la pandemia en 2020 por el ex presidente Donald Trump.

Hasta la fecha esta pausa se ha extendido ocho veces y quienes calificaron para beneficiarse así lo hicieron.

Mark Kantrowitz, experto en educación superior concluyó tras analizar estadísticas, que las personas consideradas elegibles lo aprovecharon y menos del 1% de los prestatarios calificados continuaron pagando su deuda.

Se estima que, debido a la pausa en los pagos, un prestatario promedio podría haber ahorrado cerca de 15.000 dólares.

Sin embargo, Miguel Cardona, secretario de educación, dijo recientemente que el período de emergencia había concluido y que preparan a sus prestatarios para volver a comenzar el proceso

Todo sucede después que el Congreso aprobó el acuerdo para el techo de deuda.

Entre las disposiciones se encuentra eliminar la política implementada a estos efectos durante la pandemia y que el Departamento de educación en el país no podrá extender.

Como nunca antes el pago de estos préstamos se había extendido tanto, los expertos muestran incertidumbre sobre lo que podría suceder cuando estos se retomen.

Kantrowitz sugirió que al principio todo sería un caos, pero que en unos meses todo volvería a la normalidad y que los prestatarios podrían ajustarse rápido.

James Kvaal, subsecretario del Departamento de Educación por su parte ya había advertido que, si la política de Biden de condonar hasta 20.000 dólares la deuda no puede cumplirse, otros efectos adversos se sumarían al proceso.

👉  Se Marcha Jugador de los Philadelphia 76ers

Kvaal opina que, si no se perdona la deuda, las tasas de incumplimiento y la tardanza en los pagos serían consecuencias palpables.

 Una de las razones para tal afirmación viene del hecho de que cuando a los deudores se les otorgó plazos de pago más cortos que el actual, se atrasaron al retomar la normalidad en los pagos.

Kevin McCarthy, presidente de la Cámara de Representantes apoyó la indicación del Congreso de reanudar los pagos e hizo énfasis que la administración actual ya no podría detener los pagos utilizando la pandemia como pretexto.

Añadió que también se requiere de la responsabilidad de los deudores para el pago indicado.

Pero quienes están del lado de los prestatarios afirman que no están listos para reanudarlos y que las dificultades para ellos están aún latentes.

Persis Yu, director ejecutivo adjunto del Centro de Protección de Prestatarios Estudiantiles dijo que a pesar de que los efectos de la pandemia disminuyen, la situación financiera derivada de ella es una realidad que enfrentan.

También debe tomarse en cuenta que antes de la pandemia, cuando la economía estadounidense estaba en uno de sus mejores momentos en la historia del país, los expertos aludían a problemas en los pagos y lo comparaba con la crisis hipotecaria del año 2008.

Kantrowitz dijo que en 2019 sólo la mitad de los deudores pagaban regularmente y que más de 10 millones de personas tenían retraso en los pagos.

Expresó además que el resto había solicitado suspensiones temporales en los mismos debido a las dificultades financieras.

Yu, por su parte, considera que con el programa de alivio los prestatarios caerían en peor situación y aunque la administración de Biden anunció un nuevo programa desde 2022 que permitiría a los deudores morosos actualizarse en los pagos, todavía no está instituido.

👉  Estados Unidos Sanciona a Facilitadores de Producción de Fentanilo en México y China

El plan, según portavoz del departamento educativo, condonaría hasta 20.000 dólares de la deuda a los trabajadores que enfrentan la crisis económica derivada de la pandemia.

Para implementar el plan eficazmente contactarían con los prestatarios directamente y se comunicarían más con los administradores antes de la fecha de reinicio de los pagos.

Las medidas garantizarían la información precisa y oportuna a las familias que tengan deudas.

Preocupan también los despidos laborales y la rotación de quienes administran las deudas.

Tres de las empresas encargadas de administrar los préstamos y que dijeron que cortarían su relación de trabajo con la administración gubernamental fueron Granite State y Navient, conocida como FedLoan.

Como consecuencia, cerca de 16 millones de deudores deberán asociarse a otras compañías al retomar el pago de la deuda.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram