FDA Advierte a Compañía de Cruceros sobre Medidas Sanitarias en sus Embarcaciones

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) advirtió recientemente a una compañía de cruceros estadounidense para que tome medidas efectivas ante brotes infecciosos en sus embarcaciones.

En su advertencia, la FDA señala que American Cruise Lines no mostró pruebas suficientes de que que ha introducido modificaciones en sus protocolos sanitarios luego de que tres de sus clientes fueran diagnosticados con la enfermedad del Legionario.

Tras el descubrimiento, la agencia dedicó una investigación a los cruceros de la compañía, sobre todo los de la línea American Star y American Heritage, enfocada en analizar los contenedores de agua potable en las naves para identificar la bacteria legionella, que es la causante de la enfermedad.

Desde diciembre de 2021 y hasta agosto de 2022, la FDA descubrió que la empresa había descuidado el monitoreo del agua potable en su línea de American Star y encontró evidencia del organismo que produce la enfermedad en cañerías y llaves de paso de agua de camarotes.

La agencia no encontró legionella en otras embarcaciones pero expresó su preocupación de que, dadas las prácticas evidenciadas por la compañía, la infestación de legionella podría extenderse en la flota.

En la carta de advertencia, la FDA instaba a American Cruise Lines a enviar los documentos necesarios para probar que ha trabajado en solucionar la situación eficazmente o debería enfrentar acciones legales que podrían incluir limitaciones e incautaciones.

De acuerdo con Alexa Paloella, representante de la empresa, los documentos fueron enviados “inmediatamente fue recibida la advertencia”.

Por su parte, la FDA confirmó la recepción de los documentos pero mantendrá la vigilancia en tanto comprueba la veracidad y efectividad de las medidas declaradas por American Cruise Lines.

👉  CBP Informa Resultados de Operativos Recientes en Puertos de Entrada de Estados Unidos 1 de Septiembre

¿Qué es la enfermedad del Legionario?

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) definen a la enfermedad del Legionario como un tipo muy serio de neumonía.

Se produce debido a una infección de legionella tras exponerse al agua proveniente de fuentes contaminadas por la bacteria como duchas, llaves de paso y tuberías. El medio principal de propagación son las gotas de agua y no se transmite de persona a persona.

En realidad, la bacteria no suele ser peligrosa en la naturaleza, pero en estructuras creadas por humanos puede acumularse en colonias hasta ser riesgosa para la salud.

Aun así, no todas las personas que se infectan presentan síntomas graves o desarrollan la enfermedad y suelen ser quienes tienen factores de riesgo los que la sufren.

Sus síntomas incluyen catarro, falta de aire, fiebre, dolor de cabeza y se trata con antibióticos. No es mortal excepto en muy raros casos, pero sí requiere hospitalización para una recuperación completa.

Desde su descubrimiento en la segunda mitad del siglo pasado, la bacteria ha sido detectada en múltiples ocasiones y no es la primera vez que se identifica en cruceros.

Otras compañías, como Norwegian Prima, han debido acudir a los CDC por presentar pasajeros con la enfermedad del Legionario tras pasar tiempo a bordo de sus embarcaciones.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram