Exlíder Norteamericano es Declarado Culpable por su Participación en el Ataque al Capitolio del 6 de Enero

Un extenso juicio que duró varios meses arrojó los resultados de la sentencia a la que fueron condenados los individuos encontrados culpables de los disturbios del 6 de enero de 2021.

De informar el resultado se encargó un jurado en Washington quien entregó  al Departamento de Justicia el veredicto parcial en el caso de conspiración sediciosa de Proud Boys acontecido en la fecha en que fue atacado el Capitolio.

Enrique Tarrio, líder de los Proud Boys, quién se encuentra detenido desde marzo del pasado año, fue declarado culpable de conspiración sediciosa por su participación en el hecho. 

Así mismo, otros tres de los lugartenientes del grupo de extrema derecha fueron igualmente declarados culpables de conspirar para echar por tierra los resultados electorales del pasado 2020 y evitar con sus actos que Joe Biden, se convirtiera en presidente de la nación.

Entre los delitos de los que se le imputan a Tarrio, Ethan Nordean, Joe Biggs y Zachary Rehl, se encuentran el de conspiración sediciosa, conspiración para obstruir la certificación de las elecciones de 2020, obstrucción real de la certificación, conspiración para evitar que los oficiales realicen sus deberes, obstrucción de la aplicación de la ley durante el desorden civil así como ayudar e instigar en la destrucción de propiedad del gobierno.

Aunque todos ellos fueron absueltos de los cargos de agredir, impedir o resistir a los oficiales continuaron las deliberaciones sobre la conspiración sediciosa y la conspiración para obstruir un procedimiento oficial de cargos para Dominic Pezzola.

Este último, quien había adoptado el pseudónimo de Spaz, al testificar que usó un escudo antidisturbios robado a la policía para fragmentar una ventana, permitiendo que los alborotadores rompieran el edificio, reconoció haber tenido la conducta más violenta del grupo.

👉  Athletics Consiguen Acuerdo Para Ubicar su Estadio en Las Vegas

Por esa razón, fue declarado además culpable de robo de propiedad del gobierno de la nación.

En el caso de Tarrio, se comprobó su no participación directa en el hecho.  El 6 de enero, según argumentan los fiscales, el individuo dirigió de manera remota a sus tropas empleando mensajes sobre la revolución y orientándoles “no se vayan” después que el edificio fue violado esa tarde.

Siendo así, su persona fue acusada entonces de orquestar una fuerza de combate con un grupo que llamaron el “Ministerio de Autodefensa” compuesto por dedicados Proud Boys y altos líderes.

El grupo sedicioso denominado Proud Boys se incrementó luego de que el ex gobernante de la nación,  Donald Trump, le dijera al grupo que “retrocediera y esperara” durante un debate presidencial de 2020. 

Tales argumentos fueron utilizados para que los abogados de Tarrio culparan al ex presidente Trump por alentar y acelerar a la multitud que finalmente invadió el Capitolio.

Jack Smith, fiscal especial, durante las últimas semanas se ha enfrascado en buscar el testimonio de muchas personas cercanas al ex presidente Trump. 

Entre las encontradas aparece la del ex vicepresidente Mike Pence, quien testificó recientemente ante un gran jurado y se cree haya dado a los fiscales un relato clave sobre ciertas conversaciones y eventos en las semanas previas a los disturbios del 6 de enero.

Desde ese momento y hasta la fecha, según el Departamento de Justicia se han producido más de 1.000 arrestos de personas relacionadas con el hecho.

Sin embargo, a pesar de las pruebas encontradas, los Proud Boys se han mantenido en la postura de que no tenían planificado atacar el Capitolio y trataron de presentarse como nada más que un club social duro en el que la fiesta, la bebida y el intercambio de bromas groseras iban junto con la asistencia a protestas políticas.

👉  7 Marcas Preferidas de los Estadounidenses 2023

No obstante, los fiscales dijeron al jurado que los miembros del grupo no necesitaban tener planes detallados, o exitosos, para ser declarados culpables de lo ocurrido. 

Ellos agregaron además que las acusaciones de conspiración dependían de su entendimiento mutuo para oponerse de manera forzada al gobierno ganador de las elecciones.El Departamento de Justicia aún no ha revelado la sentencia de los Oath Keepers, que se espera sea dada a conocer a finales del mes de mayo, pero los cargos que se le demostraron podrían llegar hasta los 20 años de prisión.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram