Productores de Marihuana en Nueva York Enfrentan Dificultades para la Comercialización del Producto

El mercado de la marihuana en Nueva York no se comporta de la manera esperada por los agricultores de la planta, quienes encuentran dificultades para venderla.

Según informaron medios oficiales este producto se ha estancado en los almacenes de los productores al no tener suficientes sitios donde comercializarlo.

Los agricultores emprenden ahora una nueva temporada de cultivo y aún no han podido vender una gran parte de la cosecha previa

Esto deriva en dificultades económicas para ellos, aunque los cultivadores de marihuana en la Gran Manzana no son los únicos que atraviesan estos problemas.

Los del estado oeste protestan por los precios bajos, los altos impuestos del estado, las restricciones que imponen los bancos y los federales para la exportación, así como la competencia del mercado ilegal.

Pero los granjeros de Nueva York viven una situación difícil dada la aprobación en el estado del uso del cannabis con fines recreativos para adultos.

Los impulsores del mercado habían proyectado hacerlo por diferentes etapas, para afianzar a quienes se sumaran a la producción. El proceso, sin embargo, ha tardado más de lo esperado. 

El otorgamiento de permisos a los sitios destinados a la venta ha sido más lento de lo que se pudo prever.

La gobernadora Kathy Hochul había anticipado el año pasado la apertura de cerca de 20 tiendas al mes, todas nuevas.

A pesar de ello, solo 12 tiendas se habían puesto a disposición del público desde el otoño de 2022 hasta principios de este 2023.

Las tiendas de Nueva York que permanecen sin licencia llenan sus estanterías con el producto, pero los agricultores corren riesgos legales si entregan sus producciones a ellas.

👉  CBP Intercepta Metanfetamina en Texas

Los granjeros no pueden transportar sus cosechas por las fronteras estatales según lo que establece la ley federal. 

El asunto entonces da al traste con un panorama difícil para quienes dedican tiempo, espacio e inversión en este mercado. 

Las 300.000 libras de marihuana producidas en 2022 y que serían procesadas para confeccionar vaporizadores y gomitas, entre otros artículos, no encuentran espacio suficiente para ser comercializadas. 

La Asociación de cannabis de Nueva York estimó que el estado podría tener cientos de millones de dólares del producto aún sin vender. 

También dijeron que el 80% de esta producción sin comercializar estaría en forma de aceite de cannabis.

Preocupa además que, con la morosidad en las ventas, las flores de marihuana que pueden fumarse se pongan viejas y luego no puedan venderse.

En esta situación se encuentra Seth Jacobs, un productor que en estos momentos tiene alrededor de 100 contenedores llenos de flores de marihuana almacenados y sin comercializar.

El agricultor tiene en sus almacenes 700 libras de flores del cannabis y más de 200 de aceite del producto de la cosecha de 2022 que sería utilizada por adultos con fines recreativos en Nueva York.

La producción pertenece a la primera cosecha legal en el estado y aún no existen suficientes tiendas autorizadas para venderla.

Jacobs es propietario de la marca Bud & Boro y declaró que este año no cultivará plantas para obtener aceite debido a las cantidades que acumula aún de la previa cosecha.

En esta misma situación se encuentran otros 200 agricultores en Nueva York que no pueden mover su mercancía y se preocupan por las pérdidas financieras que genera el hecho,

👉  Gobernador de Texas Envía Nuevo Grupo de Migrantes a Washington

Algunos críticos neoyorquinos culpan a los funcionarios estatales por la decisión de abrir el mercado hacia este producto.

Otro de los problemas que enfrentaron fue la prohibición temporal emitida por un juez en noviembre pasado en el otorgamiento de licencias en algunos sitios del estado.

La medida alcanzó primero a Brooklyn y Buffalo y luego a Finger Lakes antes de llegar a acuerdos posteriores.

El mes pasado, la Oficina de Gestión de Cannabis ha realizado otras gestiones al respecto como la aprobación temporal de 50 nuevas licencias a tiendas

También se elaboran planes para lograr que cultivadores y licenciatarios minoristas se unan y vendan su producto en otros sitios más allá de los dispensarios, como sucede en las ferias agrícolas o en otros eventos.

Brittany Carbone, cofundadora de Tricolla Farms, dijo que lo que hace falta es que se abra el comercio minorista porque solucionaría los problemas actuales que enfrentan los agricultores.

Los agricultores que realizaron inversiones para obtener la cosecha anterior necesitan dinero para invertir en la actual cosecha, dijo Carbone.

Como resultado, plantan menos de lo permitido por la ley y retrasan las posibles inversiones en la infraestructura que permitiría más calidad del producto.

Aun así, los agricultores esperan que todo mejore y puedan establecer un mercado sólido.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram