Informan Cifras Donadas por Estados Unidos a Rusia y China para Fines Investigativos

Recientemente una senadora republicana y un grupo de vigilancia publicaron un análisis realizado sobre el presupuesto otorgado por los Estados Unidos a ciertos países con fines investigativos.

Según el estudio de Joni Ernst y Open the Books, el gobierno estadounidense podría haber enviado cerca de 1.3000 millones de dólares a Rusia y China en los últimos 5 años para utilizarlos en diferentes programas de investigación.

Los datos arrojados en el análisis dan cuenta de que parte del dinero de los contribuyentes ha sido utilizado en programas dirigidos a un proveedor de salud ruso y en software para soporte militar y empresas agrícolas chinas.

El gobierno federal, según el estudio, otorgó 2 millones de dólares más de lo informado al laboratorio estatal chino de Wuhan donde se estudia el coronavirus transmitido por murciélagos.

En un comunicado de prensa Ernst dijo estar muy preocupada por el gasto continuo del presupuesto y que responsabilizará a los culpables del gasto del dinero de los contribuyentes.

 “Es muy preocupante que nadie en Washington pueda dar cuenta de los millones enviados a Rusia y China para proyectos sin sentido… Pero tengo los recibos. Estoy arrojando luz sobre este gasto imprudente, para que los burócratas ya no puedan ocultar sus huellas y los contribuyentes puedan saber exactamente qué están financiando sus dólares ganados con tanto esfuerzo”, dijo Ernst.

La senadora también presentó la Ley de Seguimiento de Recibos a Países Adversariales para el Conocimiento del Gasto (TRACKS) que obligaría el rastreo y divulgación de todos los recibos que se destinen a proyectos investigativos en Rusia y China.

Los datos ofrecidos por el Servicio de Investigación del Congreso, arrojaron que el gobierno había utilizado 490 millones de dólares en subvenciones y contratos a entidades chinas

👉  Colapso en Autopista Interestatal de Filadelfia

Otros 870 millones se destinaron a entidades de Rusia.

Sin embargo, datos estimados por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental confirman que Estados Unidos solo había utilizado 48 millones hasta 2021, evaluando un lapso de tiempo de 5 años.

El Departamento de Estado, según Ernst, había subvencionado un programa por casi 58 millones de dólares e incluía otorgar a Crossroads Cultural Communication, organización china con sede en Beijing.

Unos 96.875 dólares fueron otorgados para exhibir caricaturas en la revista New Yorker. Estas caricaturas tenían como temática la igualdad de género.

Más de 51 millones fueron destinados a otra subvención en China por el Departamento de Defensa estadounidense. De ella derivó el otorgamiento de 6 millones a la empresa tecnológica china Beijing Juehua Trading Co.

El propósito de la millonaria suma fue proporcionar software de comando de despliegue y distribución que sería utilizado por el ejército de Estados Unidos.

Otros 1.6 millones se destinaron a productores de alimentos chinos que los invertirían en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares del Departamento de Agricultura.

Este programa fue diseñado para proporcionar ayuda a los productores nacionales, señala el estudio.

Los fondos destinados al laboratorio de Wuhan (2 millones) fueron transferidos indirectamente a través de la organización no gubernamental EcoHealth Alliance.

Uno de los programas para la salud y servicios humanos con 4.2 millones de presupuesto dio al Instituto Pavlov de San Petersburgo, en Rusia cerca de 771.000 dólares.

Luego de las críticas recibidas por White Coast Waste y por legisladores del partido republicano sobre el dinero que sería utilizado en experimentos con gatos que corren sobre cintas de correr, la actual administración cortó los fondos.

👉  Cámara de Representantes en Florida Aprueba Proyecto de Ley que Podría Prohibir el Aborto Después Algunas Semanas de Gestación

Otros 4.7 millones fueron transferidos a la empresa rusa PAO Rosgosstrakh por el gobierno federal para utilizarlos en seguros de salud. 

En 2022 durante la invasión a Ucrania, esa misma empresa fue sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Por último, el estudio reveló el otorgamiento de casi un millón y medio de dólares a entidades rusas que serían utilizados en el seguimiento del COVID-19.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram