Derribo de Tres Objetos no Identificados sobre Espacio Aéreo Norteamericano Podría Generar una Crisis Política

Los recientes derribos de tres objetos voladores no identificados por parte de la aviación de Estados Unidos en el espacio aéreo de norteamérica, suscitan preocupación y amenazan con desencadenar una crisis política en el país.

Los sucesos tuvieron lugar en jornadas consecutivas (los días viernes, sábado y domingo), después de que una semana atrás también fuera derribado un globo chino del que se especula estuviera llevando a cabo tareas de vigilancia sobre territorio estadounidense. 

Sin embargo, ante tales acontecimientos, que ya están generando cientos de opiniones dentro y fuera del territorio norteamericano, ninguna autoridad u organismo competente ha revelado las posibles causas. 

En el caso del derribado el viernes en aguas de Alaska, tanto el Pentágono como la Casa Blanca reconocieron que no representaba una amenaza militar pero sí un riesgo para el tráfico aéreo. 

Al día siguiente (sábado), fue derribado un segundo objeto en la región del Yukón y el domingo un tercero sobre el lago Huron.

Hasta la fecha, ni la Casa Blanca, ni el Pentágono, ni el gobierno de Canadá que también fue víctima de violaciones de su espacio aéreo, han ofrecido muchos detalles de lo que está aconteciendo y esa actitud siembra dudas en los altos mandos militares, agencias de espionaje de Estados Unidos y también sobre la posible seguridad de la aviación civil.

Ese comportamiento, que indudablemente ha provocado un enorme vacío informativo sobre el tema a escala internacional, vuelve muy cuestionable la capacidad administrativa del presidente Joe Biden ante sus principales detractores del partido republicano, según afirman algunos.

Horas antes de que fuera derribado el último objeto aéreo sobre el lago Huron, el Senador demócrata Jon Tester de Montana reconoció que lo ocurrido en los últimos días ha sido nada menos que una locura y agregó que el ejército necesita tener un plan no solo para determinar lo que hay ahí fuera sino para determinar los peligros que conlleva. 

👉  Mayor Huelga de Trabajadores de la Salud en Estados Unidos

Se dice que ni siquiera durante la Guerra Fría, cuando los aviones de combate de Estados Unidos derribaban aeronaves soviéticas que ponían a prueba la capacidad defensiva estadounidenses y europeas se enviaba a los pilotos a derribar objetos no identificados sobre EEUU  y Canadá.

En torno al asunto, el general Glenn VanHerck, comandante del NORAD dijo que los objetos derribados eran probablemente la primera acción cinética que el NORAD o el Mando Norte de su país habían emprendido contra un objeto aerotransportado sobre su espacio aéreo.

Hasta el momento, el presidente Joe Biden no ha hablado aún al pueblo norteamericano sobre los incidentes que involucran el derribo de esos tres objetos aéreos a pesar de que el sábado último participó en un acto de etiqueta con gobernadores estatales.

Consecuentemente, Melissa Dalton, subsecretaria de Defensa para la Defensa Nacional y Asuntos Hemisféricos, restó trascendencia a las preocupaciones aludiendo que no han sido capaces de evaluar definitivamente los que eran estos objetos derribados y añadió que el globo espía de China era por supuesto, diferente a ellos en el sentido de que se conocía exactamente de qué se trataba y dijo además que han actuado por abundancia de precaución.

Dalton, dijo también que estos últimos objetos no suponen una amenaza militar cinética, pero su trayectoria cerca de instalaciones (de defensa) sensibles y la altitud que llevaban podrían suponer un peligro para la aviación civil, todo lo cual la hace dueña de un discurso bien contradictorio sobre el tema. 

Aunque para el líder demócrata Chuck Schumer, los objetos derribados en Alaska y el Yukón eran globos también, valorados por él como más pequeños que el chino, el Departamento de Defensa de Estados Unidos, dejó claro que no se parecían mucho al globo de la EPC, derribado días antes.

👉  Ciudades Estadounidenses Toman Medidas para Disminuir la Violencia en la Próxima Temporada Veraniega

Sin embargo la falta de detalles precisos sobre los incidentes denotan la poca intención de la actual administración de Estados Unidos de calmar las especulaciones nacidas tras la desinformación.

De mantenerse el silencio gubernamental sobre los hechos relacionados con esos tres derribos, se estima que sigan creciendo las especulaciones y críticas a la administración de Biden.

Por lo pronto, lo que sí puede asegurarse es que el gran debate político generado por los últimos acontecimientos, tanto el globo chino como los tres objetos aéreos no identificados, ha generado gran inseguridad en el país. Al tiempo que hace muy cuestionable la permanencia en el poder del partido demócrata de cara a las próximas elecciones.

Conocida por su habilidad para dar vida a las historias a través de palabras poderosas, Maria Fernanda Guzmán es una redactora veterana en nuestro blog. Ha cubierto desde eventos políticos significativos hasta innovaciones tecnológicas revolucionarias, siempre manteniendo un enfoque humano y cercano. Sus artículos siempre buscan dejar una huella en sus lectores.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram