Compañía Estadounidense de Lanzamiento de Satélites se Declara en Bancarrota

Una compañía de lanzamiento de satélites de Estados Unidos anunció la bancarrota y se acogió al Capítulo 11, según un anuncio realizado desde sus redes sociales.

La empresa Virgin Orbits, del multimillonario Richard Branson, no logró encontrar financiamiento para evitar el colapso.

 La empresa comenzó sus operaciones en 2017 en California, tras ser adquirida por Branson y separarse de la antigua Virgin Galactic.

En su momento, Orbit tuvo afluencia de inversores y logró listar sus valores en la bolsa de Nasdaq, en Nueva York, sobre todo por la rivalidad entre el propio Branson y Jeff Bezos (Amazon) para realizar vuelos sub-orbitales.

Además del capital de su fundador, la compañía es tres cuartas partes propiedad de Virgin Investments, que anunció que entregaría unos $31,6 millones de dólares para que Orbit continúe trabajando en tanto se venden sus activos.

Pese a los 1000 millones de dólares que Branson ha inyectado en total, un reciente fallo de lanzamiento terminó por causar que el valor de la empresa bajara un 17% a menos de $60 millones y se ubicara un 95% por debajo de los $3500 millones registrados el año pasado.

Una de las causas principales del colapso fue el fallo del lanzamiento del Cornish, atribuido a errores en el cohete y que puso en pausa a la empresa durante dos meses.

Poco después y ante la falta de interés de los inversores, Orbit anunció que despediría a la mayoría de sus 800 trabajadores.

La firma indicó que pagaría a sus vendedores y suministradores de materiales y equipos en la medida de lo posible.

De acuerdo con los expertos, el método de lanzamiento de satélites de la compañía resultó en exceso costoso para sus dueños.

👉  Detienen a Dos Pandilleros en el Sur de Laredo

A diferencia de sus competidoras, como SpaceX de Elon Musk, Orbit utilizaba tecnología que incluía lanzamientos horizontales y un 747 reconvertido para alcanzar órbita.

Este tipo de procesos elevaba a $20 millones el costo por lanzamiento a los clientes, en contraposición con opciones más baratas como las de la propia SpaceX.

El CEO, Dan Hart, señaló que “creemos que la tecnología de punta utilizada en los lanzamientos atraerá a potenciales compradores mientras continuamos vendiendo la compañía”.

Bajo el Capítulo 11, Orbit venderá la mayor parte de sus activos o será absorbida por alguno de sus rivales para terminar la quiebra en un mercado altamente competitivo en los Estados Unidos.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram