Autoridades Investigan Filtración de Documentos Militares en Estados Unidos

Autoridades de Estados Unidos investigan la filtración de documentos militares aparentemente clasificados.

Tras la noticia de que los documentos se encontraban distribuidos por las redes sociales, el Departamento de Justicia (DOJ) señaló que abriría una investigación junto al Pentágono para conocer cuán extensa fue la filtración.

Te contamos más detalles al respecto, sigue leyendo hasta el final.

¿Qué se sabe de la filtración?

Según lo que se conoce hasta la fecha, los documentos podrían haber sido publicados semanas atrás en las redes sociales.

El material filtrado contiene, de acuerdo con reportes preliminares, lo que podría ser información clasificada sobre diversas temáticas políticas y militares.

Aunque su veracidad no ha sido confirmada ni puede afirmarse que no han sido alterados, los documentos incluyen datos sobre grupos mercenarios en África, las actividades militares rusas y la campaña en Ucrania.

Entre las informaciones más sensibles se encuentra el estimado de bajas rusas en la invasión y una lista de sistemas de armas disponible en Ucrania proporcionado por Estados Unidos y sus aliados.

La mayor parte de esas filtraciones llega en la forma de imágenes de documentos impresos catalogados como alto secreto.

La investigación toma carácter de urgencia debido a que varias de las imágenes contienen la marca del Equipo Unificado del Departamento de Defensa (DOD), por lo que serían documentos altamente sensibles.

Otras marcas en los documentos hacen referencia a otras entidades federales, incluidas las agencias de inteligencia federales como la CIA, la NSA y otras ramas de la vigilancia interna y foránea.

De igual manera, varias de las imágenes indican que los documentos habrían sido compartidos con las contrapartes del DOD en Australia, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda.

👉  Extraditan a Contrabandista de Personas desde México a Estados Unidos

En tal sentido, el origen de la filtración se ha cuestionado, pues podría provenir directamente del Pentágono, del gobierno federal en general o incluso de uno de los países con acceso a la información, aunque este último escenario sería el menos probable.

De acuerdo con el DOJ, la información aparentemente fue dispuesta en los documentos entre finales de febrero y mediados de marzo, lo que limita el periodo de la investigación.

Asimismo, y dado que las imágenes muestran papeles impresos, la búsqueda podría reducirse dado que no todas las impresoras pueden imprimir documentos clasificados.

La filtración ha generado alarma entre las autoridades, que buscan identificar el alcance de los daños que podría causar esta situación a largo plazo.

Expertos de las diversas agencias del país advierten que “podría ser una filtración severa con potencial para dañar a Estados Unidos y sus aliados”, aunque en qué medida aún no queda claro.

De ser reales, explican, los documentos podrían afectar la contraofensiva ucraniana al dotar a Rusia con datos fidedignos del campo de batalla en el país invadido y el apoyo con el que cuenta.

Con la investigación, las autoridades esperan prevenir que nuevas filtraciones de esa magnitud sucedan nuevamente y en el proceso, renovar el sistema de clasificación de documentos.

Este último aspecto ha sido enfatizado por múltiples especialistas, sobre todo en el aspecto del nivel de acceso a información sensible que ciertas personas manejan.

¿Dónde se descubrieron los documentos?

Los documentos comenzaron a aparecer en diversas redes sociales, sobre todo en Discord, Telegram, 4chan y Twitter.

Varios de ellos estaban alojados en el servidor de Discord de Minecraft (un juego popular) y fueron rastreados por los usuarios para compartirlos en otras plataformas.

👉  General Motors Invertirá Millones en Fábricas de Estados Unidos

En 4chan rápidamente se esparció, compartido por diversos perfiles y en algún momento, señala el DOJ, varios de sus números comenzaron a alterarse.

La investigación indica que ciertas cifras, como las del número de bajas militares en Ucrania, podrían haber sido alteradas para expresar una cantidad superior a la real.

Posteriormente, los documentos llegaron a Telegram y Twitter con versiones aparentemente sin adulterar y otras con cambios presumibles.

Según los especialistas, esto sería un indicio de que la filtración no proviene de agencias rusas, pues, por un lado, delataría el acceso ruso a las agencias estadounidenses, y por el otro “publicar los documentos reales junto a los falsos no tiene sentido estratégico”.

En tanto, el gobierno trabaja para detectar de dónde fueron extraídos los documentos originalmente y a qué reporte de inteligencia corresponden.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram