Automovilística Estadounidense Ofrece Programa de Separación Voluntaria a sus Trabajadores

Una de las mayores compañías automovilísticas de los Estados Unidos está ofreciendo separaciones voluntarias de empleados para reducir costos.

Según trascendió este 9 de marzo, la mayor parte de la fuerza de trabajo asalariada de General Motors (GM) en el país recibirá la oferta, incluyendo varios de sus ejecutivos.

La compañía pretende alcanzar una cifra de recortes en gastos de $2000 millones de dólares para el año próximo mientras realiza su transición hacia la producción de vehículos eléctricos.

General Motors cuenta con unos 58 000 empleados asalariados en todo Estados Unidos, y la oferta de compra voluntaria será una manera de evitar posibles despidos en fechas posteriores.

De acuerdo con la medida dada a conocer por la propia entidad, el programa de separación voluntaria llegará a todos los trabajadores que tengan a los menos cinco años de servicio y a los ejecutivos globales que tengan dos años hasta el 30 de junio de 2023.

Los empleados elegibles tendrán dos semanas para decidir si se acogerán al programa, con límite hasta el 24 de marzo de este año, que les permitirá acceder a una compensación monetaria y un paquete de seguros médicos.

Esta compensación llegará en la forma de un mes de salario por cada año de servicio para un máximo de 12, parte de los beneficios que habrían recibido este año y cuidados médicos COBRA.

GM sugiere enfáticamente a sus trabajadores que se acojan al programa, pues Según el Jefe de Oficiales Financieros de GM, Paul Jacobson, el recorte en los gastos es también una preparación para una potencial recesión económica.

👉  Biden Designa Nuevos Monumentos Nacionales y Áreas Protegidas en Estados Unidos

La empresa con sede en Detroit ha indicado que piensa vender solamente vehículos eléctricos en 2035 y los costos asociados a la investigación, la preparación de las fábricas de baterías y la adquisición de materiales raros han pasado factura al presupuesto.

La automovilística también espera disminuir los costos reduciendo la complejidad de sus modelos y fabricando componentes que puedan utilizarse tanto en los vehículos convencionales como en los eléctricos.

Además, afirmó Jacobson, la compañía espera recortar los gastos internos y concentrar sus esfuerzos en las iniciativas de crecimiento.

GM ha debido realizar algunos despidos y es probable que la oferta de separación voluntaria se dirija a parte de los ingenieros que trabajan en motores de combustión interna, señalan los expertos.

Las ventas de General Motors, y otras compañías de ese mercado, están en un buen momento, pero los especialistas suponen que ello no durará por mucho tiempo más y ello podría implicar un riesgo para sus ingresos.

Por otro lado, la mayor parte de las automovilísticas han comenzado a disminuir las ofertas de vehículos de bajo costo y enfocado sus productos en el público que puede costear los nuevos modelos.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram