Cada Vez más Ciudades Estadounidenses Responden a Crisis de Salud Mental con Programas no Policiales

Cada vez son más las ciudades estadounidenses que responden a crisis de salud mental a través de programas no policiales, y el aumento ha sido mayor en las llamadas grandes ciudades.

Así lo afirma Report for America, un programa de servicio nacional de periodistas en redacciones locales que informan sobre tópicos poco cubiertos en comunidades.

Los datos recopilados arrojaron que técnicos de emergencia, paramédicos o médicos responden en mayor medida en los últimos años ante estos eventos, una tendencia que alcanza ya a muchas de las grandes ciudades del país.

Al menos 14 de las 20 ciudades estadounidenses con más población contemplan o impulsan iniciativas de este tipo solicitando ayuda a equipos de respuesta civiles o alternativos.

Nueva York, Los Ángeles, Columbus, Ohio y Houston cuentan con presupuestos anuales que en total ascendieron a 123 millones de dólares en junio, dijo el grupo y añadió que las fuentes de financiación varían.

Report for America dijo que aún no han recopilado toda la información sobre el efecto de los programas, pero que sí se confirmó que su alcance y recepción pública varían considerablemente entre unos sitios y otros.

En Denver, uno de estos programas referencia a nivel nacional llamado STAR recibe financiación de 7 millones de dólares desde 2021. 

STAR respondió a 5.700 llamadas en 2022, que representan el 44 % de las llamadas consideradas elegibles.

Nueva York tiene el programa B-HEARD de más de 40 millones de dólares y respondió según las estadísticas a 3.500 llamadas en 2022.

B-HEARD, según estadísticas, respondió el 53 % de las llamadas elegibles en la segunda mitad del año pasado, que representan el 16 % del total de llamadas por crisis de salud mental dentro del territorio que abarca el programa.

👉  CBP Confisca Falsificaciones en Virginia por el Valor de Cientos de Miles de Dólares

A pesar de ello recibe críticas de muchos de los defensores de la salud mental, quienes lo califican de anémico.

Otro programa de respuesta civil en Eugene, Oregón llamado CAHOOTS dijo que desvía entre el 3 y el 8 % de las llamadas de la policía en esa región.

Son solo algunos ejemplos de lo que comienza a manifestarse como una tendencia en casi la mitad de las más grandes ciudades estadounidenses y que deriva de agravantes como las muertes por violencia policial.

Estadísticas federales aún incompletas también arrojaron que los enfermos mentales representan un número significativo de muertes en los eventos a los que responde la policía.

Por ello este enfoque alternativo que data de varias décadas, aunque se consolidó tras la muerte de George Floyd en 2020, fue sugerido para abordar las crisis. 

Y aunque también la idea resulta atractiva, según los observadores, el mayor desafío consiste en identificar las llamadas específicas a atender por los grupos no policiales.

El envío de equipos no policiales resulta un importante cambio en la manera de abordar a personas que sufren crisis de salud mental, dijeron los funcionarios.

Experto en redacción y análisis de noticias de última hora, Juan Carlos Herrera ofrece una mirada aguda y equilibrada sobre los acontecimientos mundiales. Con un Master en Periodismo y más de diez años de experiencia en los medios más prestigiosos del país, su habilidad para desglosar los asuntos más complicados en una lectura accesible es insuperable.

👉  Anuncian Finalistas a Jugador más Valioso de la NFL

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram