Autoridades Reiteran Medidas de Protección ante Proximidad de Temporada de Huracanes en Estados Unidos

Durante toda la Semana de Preparación para Huracanes en Estados Unidos, NOAA ha reiterado una serie de medidas importantes que deben recordarse antes, durante y después del paso de estos eventos.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica ha realizado una serie de publicaciones donde se enfatiza en estos 3 momentos y qué hacer en cada uno de ellos.

Estas son tres medidas que se deben poner en práctica ante el riesgo de ocurrencia de huracanes:

  1. Estar Preparados:

Primeramente, recordaron la importancia de prepararse y saber qué son los huracanes y la necesidad de interpretar los pronósticos.

Para estar preparados, es indispensable identificar los principales peligros que puede traer consigo un evento meteorológico de esta magnitud.

En este sentido es importante considerar cuales son las principales amenazas según la zona de residencia.

Quienes viven en zonas costeras o cerca de ríos, lagos, etc, deben saber que el aumento de los niveles de agua por causa de un huracán puede causar grandes inundaciones, sumergiendo áreas completas y causando daños estructurales a viviendas, autos, edificios y carreteras.

En este sentido es importante conocer que las carreteras inundadas dificultan o imposibilitan la transportación, así que, quienes viven en lugares con altas probabilidades de sufrir inundaciones, deben actuar antes del peligro.

De igual importancia es evaluar los peligros del viento. Los vientos huracanados constituyen una de las mayores causas de desastres y destrucciones durante el paso de un evento de este tipo.

Por tanto, se hace necesario evaluar cuales vulnerabilidades puede tener la vivienda o el lugar donde estaremos durante el paso del huracán.

Es importante verificar la protección que ofrecen las puertas y ventanas. Asegurar los espacios cubiertos con cristales y fortalecer cualquier otro aspecto de la residencia que lo requiera

Entre las recomendaciones de la NOAA se encuentran también mantenerse atento a los pronósticos, para que la proximidad del evento no resulte una sorpresa.

Debe realizar también otros preparativos con antelación para preservar su vida, así como comprar todo aquello que pudiese necesitar mientras duren las tormentas.

Se recomienda revisar la póliza de seguros contra inundaciones pues esta requiere una espera de 30 días y luego podría ser demasiado tarde.

👉  Ford Anuncia que Retirará del Mercado Varios de sus Vehículos

Debe anticiparse la manera en la que se mantendrían comunicados en casos de emergencia. Decidir en cuál sitio se reuniría la familia e incluir alguno fuera de los límites de la ciudad por si deben ser evacuados.

Deben registrarse en una agenda los números telefónicos de emergencia, públicos y otros que pudiera necesitar, recordando siempre que la internet podría fallar tras los fenómenos. 

En caso de que la evacuación sea inminente no olvide desconectar la electricidad, los equipos electrónicos y cerrar las llaves de agua y gas.

Conozca cuáles refugios estarían disponibles y si tiene mascotas, identifique en cuáles puede permanecer junto a ellas.

Es fundamental preparar una bolsa que incluya suministros, jabón, papel sanitario, almohadillas sanitarias, cargadores de celular y medicamentos. Téngala siempre lista durante la temporada.

En el caso de los alimentos, lleve para consumir en aproximadamente tres jornadas y no olvide la comida de sus mascotas.

No deben faltar en esta bolsa sus documentos personales, títulos de propiedad que pudiera perder, así como el plan de comunicación que escribió previamente.

  1. Protéjase durante el paso de la tormenta:

Durante el paso de la tormenta se hace necesario mantenerse protegido y continuar prestando atención a las informaciones y posibles señales de alerta.

Evite salir y manejar, a no ser que sea una orden. Si la residencia comienza a inundarse busque el lugar más alto, y ante cualquier señal de amenaza o peligro, solicite ayuda al 911.

  1. Mantenga la precaución después de la tormenta

Los expertos señalaron que aún cuando este tipo de fenómenos supuestamente hayan terminado, aún deben aplicarse algunos consejos que evitarían desenlaces fatales.

Advirtieron que, en el caso de los huracanes, por ejemplo, cerca del 50 por ciento de las muertes ocurren tras su paso y por ende se hace necesario observar las recomendaciones.

Si usted fue evacuado a un sitio seguro, no debe regresar a casa hasta tanto lo indiquen oficialmente las autoridades en su lugar de residencia.

Debe ser cuidadoso si tiene que transitar en los alrededores de edificios que recibieron daños y verificar si hay cables del tendido eléctrico en el suelo.

👉  CBP Confisca Instrumentos y Medicamentos para Peleas de Gallos en la Frontera

Los cables podrían además encontrarse sobre su cabeza o en el agua, observe bien a su alrededor y evite el contacto con ellos.

Verifique si existen fugas de gas, escombros o daños estructurales, en cualquiera de los casos usted podría resultar herido ante un mal proceder.

En caso de oler gas, salga de su casa donde se respire aire limpio y contacte el 911.

Contacte con sus vecinos para saber si están bien, en especial los ancianos o personas que sean propensos a accidentarse y esté atento a ruidos que no sean habituales. 

Recuerde que, tras el paso de estos eventos, las comunicaciones podrían colapsar por su demanda. Utilice mejor las redes sociales, los correos electrónicos o la mensajería para contactar con familiares o amistades.

Sea cuidadoso con las plantas de energía portátiles. En sitios donde no hay electricidad, una de las principales causas de fallecimiento es la intoxicación por monóxido de carbono.

Colóquelas a 4 metros de su hogar, alejadas de puertas y ventanas por donde entra el aire.

Si el lugar donde vive está bajo Advertencia de Calor, hidrátese y limpie durante las horas de más bajas temperaturas. Para ello también use ropa ligera y desahogada.

Limpie con calma, con descansos intercalados, para no forzar el organismo. Según las autoridades sanitarias realizar demasiado esfuerzo podría conllevar a golpes de calor, a ataques del corazón y otros también graves.

Mientras higieniza su hogar observe la presencia de vidrios rotos o clavos que puedan ocasionar lesiones, use calzado adecuado para la actividad.

En caso de trasladarse por carreteras sea precavido porque muchas veces no puede evaluarse el nivel de agua que contienen si están inundadas. No conduzca a través de ellas, incluso si su necesidad es urgente. 

Una inundación podría dañar las vías y los puentes cercanos, en especial si se encuentran cercanas a corrientes fluviales que, por ley natural, continúan creciendo, aunque la tormenta haya terminado.

No camine a pie a través de sitios inundados. Las aguas estancadas podrían contener productos químicos peligrosos, animales, objetos cortantes o bacterias, que dañan la salud.

👉  Montana Firma Ley para Regular Venta de Propiedades Estatales a Países Adversarios

Soy Andy Silva, periodista con sede en Los Ángeles, comprometido con brindar noticias precisas y oportunas sobre la actualidad general en Estados Unidos. Mi formación en UCLA no solo me dotó de habilidades periodísticas esenciales, sino que también me permitió desarrollar una perspectiva global en un mundo interconectado. Estoy siempre en la búsqueda de historias que impacten, informen y conecten a los ciudadanos de nuestra nación.

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram