Nuevos Residentes Podrían tener que Pagar Impuestos de Entrada a Carolina del Sur

Una propuesta de ley en Carolina del Sur podría exigirle un impuesto a quienes decidan mudarse al estado.

Según informó a la prensa el senador Stephen Goldfinch, impulsor de la legislación, el “Yankee Tax” requerirá a los nuevos residentes que paguen hasta 500 dólares.

La propuesta, de acuerdo al republicano, “no trata de desincentivar la migración al Palmetto State, sino más bien lograr que los nuevos residentes se pongan al día con el resto de nosotros”.

El impuesto de Goldfinch requerirá que las personas recién mudadas a Carolina del Sur realicen dos pagos únicos de 250 dólares. Uno para obtener la licencia de conducción del estado y otra para registrar el vehículo.

Con el dinero obtenido por el Yankee Tax, la Legislatura podría impulsar proyectos estatales como puentes, espacios comunes y caminos, así como escuelas y otras infraestructuras.

Para ser aprobada, la propuesta deberá primero pasar por referendo en el Senado del estado y luego ser firmada por el Gobernador

El calendario previsto para su puesta en marcha iniciaría a partir de marzo con el debate en el Senado y en 2024 los condados votarían por ella en las elecciones generales. El momento exacto de su entrada en vigor aún no está definido, agregó Goldfinch.

El Senador señaló en su anuncio de la propuesta de ley que el impuesto a los nuevos residentes no reduciría las mudanzas al estado, aunque sí mejoraría la calidad de vida.

En ese sentido, el político hizo referencia al movimiento migratorio de otros estados hacia Carolina del Sur en los últimos años, con casi un millón de nuevos residentes en la última década.

👉  Anuncian Plan Federal Contra Muertes por Droga Veterinaria

Se espera un millón más de nuevos residentes en los próximos diez años y el Senador refirió que ello causa preocupación pública en tanto el mayor número de personas podría impactar en la calidad de vida general.

De igual manera, Goldfinch señaló que otros estados han propuesto impuestos a los residentes que se marchan como una manera de recuperar parte de los ingresos estatales que se perderán.

Específicamente, California y Nueva York han sido pioneros en los impuestos a residentes dejando el estado, sobre todo a los negocios que abandonan el territorio.

Graduada en Periodismo, especializada en temas de actualidad de Estados Unidos

Deja un comentario

0 Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Pin
Telegram